El bosque

Spread the love

 “En un bosque de cien mil árboles, no hay dos hojas iguales. Y no hay dos viajes por el mismo camino”. 

Paulo Coelho.

John Lubbock dijo una vez, “La tierra y el cielo, los bosques y los campos, los lagos y los ríos, la montaña y el mar, son excelentes maestros de escuela y nos enseñan a algunos de nosotros más de lo que podemos aprender de los libros”. eso es lo que hago cada mañana, ir a mi escuela de la vida, porque el bosque es vida. Eso mismo sucedía en la ciudad, pero aprendía del cemento.

 La religión nativa, el sintoísmo, se basa en la veneración de las fuerzas de la naturaleza perpetuada hasta la actualidad. Ese respeto infinito por todo lo que nos rodea es lo que permitió que el budismo zen se integrase tan fácilmente con la cultura nipona. Pero en Chile, que hacen? bueno, lo tratan como latifundios para una gran casa y un gran parque, sin bosque nativo que arrancan con máquinas para un césped que solo consume agua y podadoras. Ese hábito de escuchar la maquina infernal y no un bosque, de recorrer como un presidario un cuadrado o filas en vez de perderse en un bosque y oír la naturaleza. Son las incoherencias del hombre.

La naturaleza nativa, los refugios de los gatos gûiñas o colo colo, del monito del monte en las quilas o las madrigueras de pudúes, etc. Pero no, el hombre insensible e ignorante, solo quiere oír la máquina a bencina de cortar pasto.

En Chile, en zonas rurales puedes tener al menos 5000 m2 de terreno, algo así como una cancha de futbol. Muchas veces de bosque nativo, con flora y fauna endémica ( que sólo existe en Chile); conoces algunas de estas especies?

Esto es lo que disfruto en mi bosque y lo que no entiendo de la mayoría de los hombres o ciudadanos civilizados chilenos.

Disfruta en bosque, no lo destruyas, en cambio, diseña senderos y hazlo parte de tu vida.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.