El invierno se acerca

Spread the love

Han sido varios meses de calidez y naturaleza, amaneceres entre trinar de aves y ese aroma a naturaleza nativa, algo entre notas canelas, dulces, a veces con esa humedad de bosque lluvioso, porque acá incluso en verano llueve y es cuando los rayitos de solo elevan ese vaporcito de lluvia dulce.

Reflexionando con mis ojos cerrados, pienso que esta pandemia y encierro, vivir en un bosque de la Araucanía es un regalo que he disfrutado y he aprendido a disfrutar sabiamente. Solo se de aquí en adelante, que basta con cerrar los ojos, para estar aquí y llenar mis sentidos con esa dulzura que tanto adoro y llevo a mis pinturas para hacerlas eternas.

Lago Caburgua

Dentro de esas imágenes, las capturo en mi mente y las llevo a diferentes soportes como estos bloques de madera nativa que son parte de desechos o leña. Lo penoso es que estos bloques terminan hechos cenizas, pero conmigo terminan como piezas de arte con alma nativa de coigües o mañíos.

En mi tienda puedes encontrar estas obras, visitala aqui.

Bloques con paisajes de la Araucanía indómita

Espero tener pronto los dos bloques de madera con flora y fauna de la Araucanía.

Copihues en mi cerco.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.