Volverías a tu sueño y cambiar el destino?

Spread the love
La inmensidad de la naturaleza no me hace sentir pequeña, sino enormemente afortunada.

El discípulo se reunió con su maestro espiritual para indagar algunos aspectos de la Liberación y de aquellos que la alcanzan. Departieron durante horas. Por último, el discípulo le preguntó al maestro:
-¿Cómo es posible que un ser humano liberado pueda permanecer tan sereno a pesar de las terribles tragedias que padece la humanidad? El maestro tomó entre las suyas las manos del perplejo discípulo, y le explicó:
-Tú estás durmiendo, supóntelo. Sueñas que vas en un barco con otros muchos pasajeros. De repente, el barco encalla y comienza a hundirse. Angustiado, te despiertas. Y la pregunta que yo te hago es: ¿Acaso te duermes rápidamente de nuevo para avisar a los personajes de tu sueño?

En este cuento, que enseñanza te deja?

Los sueños muchas veces, nos hacen pensar, dudar o reflexionar. Por ello, la vida nos da la oportunidad de meditar, pero debe ser una meditación que nos haga caminar creyendo lo que aprendimos de esa reflexión.

Luz Vial

Asi en otro cuento Taoista, encontramos este otro tan bello también:

El gran maestro Chuang Tzu soñó una vez que era una mariposa revoloteando aquí y allá. En el sueño no tenía conciencia de su individualidad como persona. Era sólo una mariposa. De pronto, se despertó y se encontró ahí acostado, una persona otra vez. Pero entonces pensó para sí mismo:
“¿Era antes un hombre que soñaba ser una mariposa, o soy ahora una mariposa que sueña ser un hombre?”

Espero les haya gustado y que no se pierda como una lágrima en la lluvia.

Este cuento de Buda y Aranda, puede ser tan inspirador como este post. Visítalo.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.